Uruguay es líder en varios sistemas de producción, opinó el Ing. Agr. chileno, Hugo Martinez Torres.

La agrotecnología se refiere simplemente a la aplicación de la tecnología en las actividades agropecuarias. O en otras palabras, la aplicación del conocimiento humano para desarrollar la agricultura.La agrotecnología tiene muchas caras y vertientes. Desde las civilizaciones más antiguas que fueron inventando implementos agrícolas tan sencillos como los arados tirados por bestias, la coa o palo de siembra o el simple hecho de que al cosechar granos de maíz, trigo o arroz -por ejemplo-, seleccionaban los mejores para volver a sembrarlos, esperando seguir obteniendo buen grano, ya es agrotecnología.

En esas primeras civilizaciones agrícolas, como Mesopotamia, Egipto, China, Mesoamérica o Inca, el desarrollo de la agrotecnología consistía en simples pruebas de ensayo y error. Ahora se echa mano de todos los avances en otras ciencias: física, química, matemáticas, biología, etc. y bajo el esquema del método científico. Pero al fin y al cabo sigue siendo agrotecnología.En la actualidad se puede decir que hay dos corrientes principales de la agrotecnología.

Por un lado, la convencional, que se basa en seguir desarrollando tecnología avanzada para solucionar los problemas agrícolas (rendimientos, riego, control de plagas, etc.) y que son el origen de lo que se conoce como revolución verde en el siglo pasado, y hoy día los trangénicos, los cultivos protegidos y la hidroponia, por ejemplo.

La otra corriente consiste en voltear la cara hacia el estudio y revaloración científica de las técnicas agrícolas tradicionales de ciertas regiones del mundo, que son más respetuosas del ambiente y consideran el entorno ecológico que influye e interactúa con los ecosistemas agrícolas o agroecosistemas. De esta corriente surgió la Agroecología o ciencia de la agricultura orgánica, también conocida como agricultura sustentable.

Deja un comentario