Un ídolo en el ocaso, la vejez de Pelé.

Pelé está atravesando una «cierta depresión» debido a sus problemas de salud, según desveló su hijo Edinho en una entrevista publicada por el portal Globoesporte. El mito brasileño, de 79 años, tiene problemas de movilidad y tan solo consigue caminar con la ayuda de un andador, por lo que se siente «incómodo» y se encuentra recluido en su domicilio para no ser «expuesto».

«Está bastante frágil. Fue sometido a un trasplante de cadera, pero no hizo la rehabilitación ideal y tiene ese problema de movilidad que acaba generando cierta depresión», explicó Edinho, quien actualmente es coordinador técnico de las categorías base del Santos.

«Él es ‘el Rey’, siempre fue una figura tan imponente y hoy no consigue andar bien, se queda muy incómodo y avergonzado con eso», agregó Edinho, quien precisó que, pese a la edad y problemas de movilidad, Pelé «está bien».

En los últimos años, la salud del ex delantero del Santos ha sido motivo de preocupación, después de varias intervenciones quirúrgicas en la columna y la cadera, así como problemas relacionados con el aparato urinario. Su último contratiempo fue en abril del año pasado, cuando pasó por quirófano para la retirada de un cálculo renal que le mantuvo internado varios días. Pelé solo tiene un riñón desde la década de los 70.

El primogénito de Pelé, quien llegó a ser portero del Santos, fue autorizado en 2018 por la justicia brasileña a ser trasladado al régimen semiabierto después de ser condenado a más de 12 años de cárcel por lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico en 2005, y ahora se dedica a entrenar a jóvenes en el equipo del puerto paulista.

Deja un comentario