Se lanzó la campaña, Ni un chance al Aedes.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) llamó a concientizar a la población a través de la campaña Ni una chance al Aedes, destinada a combatir la reproducción del mosquito Aedes aegypti y frenar así la transmisión de las enfermedades asociadas a este vector, como el dengue, chikungunya y zika.

La directora general de Salud, Raquel Rosa, dijo a Informe nacional que se viene “una época compleja del año” y advirtió sobre la necesidad de evitar recipientes con agua que puedan servir como criadero del mosquito.

Agregó que el próximo año se espera que se produzca un aumento en los casos de dengue en Brasil y llamó a extremar las precauciones.

Por otra parte, resaltó que no se han registrado casos de dengue autóctono, aunque si se dieron 21 casos importados. Por esto, insistió en que los viajeros extremen los cuidados.

Nicaragua, Brasil, Honduras, Belice, Colombia, Salvador, Paraguay, Guatemala y México, son los países más afectados con la epidemia del dengue, según la Organización Panamericana de Salud.

De enero a julio de este año,  la OPS (Organización Panamericana de la Salud),  contabiliza 723 fallecidos a causa de la infección viral transmitida por el mosquito Aeges Egypti y al menos 2 millones de casos de contracción de la enfermedad.

Nicaragua, Brasil, Honduras, Belice, Colombia, Salvador, Paraguay, Guatemala y México, son los países más afectados.

Entrevista al doctor José Luis San Martín, asesor regional de dengue de la OPS, para América del Sur.

¿Cuál es la compleja situación de la que advierte la OPS sobre el dengue en América Latina y el Caribe?

«Hemos emitido una importante alerta a la comunidad, es la misma que hemos venido repitiendo a todos los ministerios de salud desde el mes de noviembre  del año pasado, porque estamos frente a un incremento de los casos de dengue en toda la región.  Más de dos millones de casos en los primeros siete meses del año, algunos graves. También constatamos un aumento en las muertes, sobre todo en grupos de edades menores de 15 años y este grupo de edad no ha sido regularmente el afectado por lo tanto consideramos que esta alerta es muy importante para el sector de la salud».

¿Cómo explicar este incremento de casos?

«Hay varios factores. El primero es que en los más de 300 años de presencia de dengue en la región y después de su reemergencia en hace tres décadas, hay ciclos epidémicos que se repiten cada tres o cinco años entre 3 y 5 años, así que estaríamos en el cuarto después de que en 2015 tuvimos un importante brote de dengue con más de dos millones de casos.

El segundo factor es que en los pasados dos años hubo muy poca incidencia del dengue, por lo tanto se acumulan todas las personas que no han padecido la enfermedad y que entonces son susceptibles  a padecerla si son picados por un mosquito infectado (Aeges Egypti).

El tercer factor es que hay elementos ambientales que favorecen la cría del mosquito y en ese momento toda nuestra región centroamericana y del Caribe sufre de un período de calor y de lluvia, lo que aumenta la presencia del mosquito transmisor y la posibilidad de que aumenten los brotes en esta magnitud».

Algunas campañas de prevención no llegan a lugares más alejados. ¿Cree que la falta de información hace que la epidemia del dengue se incremente?

«Mantener a la población informada es primordial. Es nuestro principal objetivo porque una población bien informada puede intervenir localmente en su vivienda, en su barrio, en su comunidad para evitar las aguas estancadas, por ejemplo, principal cuna del mosquito transmisor. Le pedimos a los ministerios de la salud de la región que aumenten las campañas de prevención porque la reducción de criaderos es clave para poder tener cierto control de la enfermedad».

¿Qué tan capacitados están los centros de salud de la región para diagnosticar y tratar correctamente el dengue?

«La OPS ha venido trabajando en importantes documentos metodológicos para el manejo de pacientes, en la atención de casos graves y por su puesto en la detección de signos de alarma de gravedad. Incluso se le informa a la población que si tiene vómitos con sangre muy frecuentes, si tiene sangrado por algún lugar, dolor en el abdomen, que acuda mediatamente a un centro de salud porque son signos de gravedad y si llega a tiempo le podemos salvar la vida.

Se insiste constantemente en preparar cada vez mejor al personal de salud, tanto en el sector público como en el privado, para un buen manejo de un paciente con dengue y dengue grave. Si se siguen las recomendaciones el paciente puede ser salvado, no tiene porqué fallecer».

 

Deja un comentario