Se determinó una zona de exclusión en todo el Paseo costero.

A las diferentes acciones y gestiones desarrollados por la Intendencia y el Comité Departamental de Emergencia para minimizar conductas de riesgo ante la presencia del COVID19, evaluando actitudes de personas que no responden a la exhortación de permanecer en sus casas, el Intendente Mario Díaz anunció “la restricción a la circulación vehicular, estacionamiento y uso de espacios públicos en el departamento”.

En el Salón Rojo del Palacio Municipal, el Intendente Mario Díaz acompañado del Director de Servicios, Gastón Giles; la Directora de Desarrollo Humano y Social, Olga Rodríguez; el Jefe de Policía, Comisario General (R) Eduar Alvez y el Prefecto de Puerto, Capitán de Corbeta Javier Craigdallie (C/P), anunció la vigencia de una nueva medida decidida desde el gobierno departamental ante la situación de emergencia sanitaria vigente.

Luego de recorrer en las últimas horas diferentes zonas de esparcimiento, “notamos un incremento en la presencia del público en dichos lugares por lo que entendimos necesario proponerle al Comité de Emergencias, en particular al Jefe de Policía y al Prefecto de Puerto, la necesidad de avanzar en la limitación del uso de una zona muy apreciada y querida por la gente como es el Paseo Costero”.

Teniendo en cuenta las características de la pandemia y considerando la situación, es necesario adoptar medidas restrictivas “que minimicen y reduzcan posibilidades de contagio y expansión del COVID19 y por tanto, entendimos conveniente generar un área de exclusión en la que se va a prohibir el ingreso en vehículos a la misma, así como el estacionamiento de personas”.

Zona delimitada

La zona determinada comprende a todo el Paseo Costero, desde Avenida de Los Iracundos, al sur de la sede de CARU, hasta el parque Guyunusa. Por tal motivo, quienes deban circular desde el puente General Artigas deberán ingresar por avenida Doctor Roldán.

La medida incluye cortes en calle Antonio Estefanell, cada una de las transversales que atraviesan calle Baldomero Vidal hasta llegar al parque Guyunusa.

Los cortes estarán debidamente vallados, señalizados y se realizarán en forma permanente los controles para que se cumpla la prohibición de circulación y estacionamiento.

Las fiscalizaciones para que esta medida se cumpla se realizarán con el apoyo de la policía y efectivos de Prefectura, que han comprometido su participación acompañando a funcionarios de la Dirección de Tránsito.

No estará prohibido el tránsito peatonal pero sí se solicitará no detenerse ni conformar reunión alguna en toda la zona indicada.

La violación de esta medida ocasionará la aplicación de las multas que correspondan. «Desde la Intendencia hemos establecido contacto con la señora fiscal en el caso que ameritara dar nota a la fiscalía para que se formalizara a quien incumpliera con lo dispuesto”, indicó.

El jerarca señaló que son medidas que a ningún gobernante le gusta tomar, “pero en el marco de la actual emergencia y teniendo claro que lo fundamental en este momento es preservar la salud de la comunidad, estamos convencidos que debemos ir en esta dirección”.

Destacó el respaldo institucional recibido tanto del Jefe de Policía como del Prefecto y de todas las instituciones que conforman en Comité de Emergencias Departamentales.

Finalizó exhortando, una vez más, a la población “a respetar al máximo las disposiciones y recomendaciones que se están haciendo para profundizar el distanciamiento social, reducir aglomeraciones y el contacto, porque es la única herramienta que tenemos para frenar el virus”.

Deja un comentario