Olivera jugó fuerte, dijo “bajo ningún punto de vista vamos a permitir que esta planta cierre, porque el día que eso pase, el Gobierno pierde un voto en el Parlamento”.

El diputado Nicolás Olivera estuvo presente en la asamblea que realizaron hoy los trabajadores de la planta de portland de Ancap, preocupados por la situación actual y los tres posibles escenarios de cara al futuro que les planteó el Gobierno Nacional.
En este sentido, destacó el gesto que tuvo el directorio de Ancap de sincerar la situación y marcar como punto de arranque una serie de diálogos. Se plantearon escenarios que no eran desconocidos ni para Federación Ancap ni para los trabajadores dada la compleja situación en cuanto a los números de la empresa.
“Paysandú ha pasado en una penuria de cierres ininterrumpidos de fuentes de trabajo y bajo ningún punto de vista podemos permitir que perdamos un solo trabajo más”, por lo que “bajo ningún punto de vista vamos a permitir que esta planta cierre, porque el día que eso pase, el Gobierno pierde un voto en el Parlamento”, aseveró Olivera. Asimismo, dijo tener el coraje suficiente para afrontar los desafíos y de responder cuando pasan los tiempos políticos y la población pide respuestas.
“Tengo claro qué lado tengo que estar cuando haya que responder por mi departamento o respaldar una mala decisión de mi partido: Tengo que estar de lado de la gente que a mi me votó que es a la que le tengo que responder, y los que no me votaron también”, afirmó.
El diputado por el Partido Nacional indicó que la discusión que no está centrada en el desmantelamiento o en el cierre del ente estatal, sino que se buscará el diálogo para encontrarle una salida para que sea una empresa rentable que les permita competir con otras empresas a las que hace un tiempo se les abrió las puertas y ahora llegan a producir a mitad de precio que Ancap. “No solamente eso, sino que no van a tener ningún tipo de restricciones de mercado, es decir, que van a poder vender a Uruguay y para afuera; por supuesto que nacemos en desventaja”, aseguró.

«Soy un socio»

“Hay que construir y poner inteligencia para proponer un cuarto o un quinto escenario, cuenten conmigo, soy un socio en esto”, indicó Olivera. El diputado reafirmó su compromiso para que la planta no cierre y les indicó a los asambleístas que cuenten con su voto en el Parlamento para que “la planta no solamente no cierre, sino para que pueda producir, para que pueda generar y eso que está tirado (el horno) se traduzca en oportunidades para el departamento”.

 

Deja un comentario