«No seremos Argentina ni Venezuela, dijo Paulo Guedes.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, uno de los funcionarios más alineados con el presidente Jair Bolsonaro, habló esta mañana sobre las consecuencias de la pandemia del coronavirus  y se distanció del gobierno argentino, horas después de que el mandatario Alberto Fernández anunciara que suspende algunas negociaciones con el Mercosur en medio de la crisis.

«No seremos Argentina ni Venezuela, estamos en otro camino, el camin o de la prosperidad, no en el camino de la desesperación», afirmó Guedes durante la reunión en el gubernamental Palacio de la Alvorada. Asimismo destacó que Brasil «va a sorprender al mundo con la recuperación económica».

Desde que comenzó el brote, Bolsonaro lideró una campaña para minimizar sus impactos incluso cuando más de diez trabajadores de su gobierno resultaron infectados tras un viaje a Estados Unidos, en el que se reunió con Donald Trump. El brasileño llamó al coronavirus «gripecita», ignoró las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de evitar aglomeraciones, convocó a una marcha de sus seguidores y los saludó y se sacó fotos con todos pese las probabilidades de contagio.

Además, se enfrentó con los gobernadores, como el de San Pablo, que no le hicieron caso y recomendaron a sus habitantes quedarse en sus casas y frenaron ciertos comercios, como restaurantes y otros espacios recreativos, para limitar el contagio. Desde el principio el discurso del mandatario es el mismo: primero la economía.

Hoy Brasil es el país con más casos en la región. Registra más de 63 mil infectados y cerca de 5 mil muertes.

Deja un comentario