No me amenaces…

La bancada de senadores del Frente Amplio realizó una denuncia en la Fiscalía contra Carlos Techera, el militar retirado que grabó un video que contiene amenazas de muerte a varios dirigentes frenteamplistas, incluido el Presidente de la República.

Los senadores manifestaron en su denuncia que el video tiene «real apariencia delictiva» y nombraron los delitos que entienden que se dieron.

Tras ser informado por la Dirección Nacional de Inteligencia del Ministerio del Interior, el fiscal de Flagrancia Diego Pérez se dispuso a comenzar la investigación sobre el caso.

La senadora Mónica Xavier quien presentó la denuncia junto a Juan Castillo y Rubén Martínez Huelmo destacó el acto cívico y demócrata del día domingo”.

Xavier en dialogo con Radio Monte Carlo “expresó que es un caso aislado, pero no hay que pasar por alto estos episodios”.

El video  realizado por Carlos Techera se viralizó en las redes sociales y causó rechazo en varios sectores de la política uruguaya. En las redes sociales, varios internautas pedían que el Partido Nacional se exprese al respecto.

Montevideo Portal se comunicó con el diputado y secretario del Directorio del Partido Nacional, Pablo Abdala, para saber si efectivamente los blancos se iban a pronunciar al respecto.

El nacionalista afirmó que no lo harán «en absoluto». «Estuve en el directorio incluso y no hay nada de eso. Eso es un tema totalmente ajeno a nosotros. Es un sujeto que en algún momento dijo que era blanco, pero me parece que no se puede tomar en serio nada lo que dice ese señor, salvo por el lado de la psiquiatría, pero no del lado de la política. No es serio», indicó Abdala.

Por su parte, añadió que el Partido Nacional «se tiene que pronunciar por cosas serias» y que el exmilitar Techera no forma parte de los nacionalistas. «Por supuesto que esas expresiones no son compartibles, pero creo que tampoco tiene que tomarlas en serio. No son representativas de nada ni de nadie salvo de una persona aislada que ni siquiera sabemos si está en sus cabales», añadió.

OTRO HECHO A INVESTIGAR.

La Armada  amplió la denuncia por lo sucedido el domingo en horas de la madrugada. El hecho ocurrió próximo a las 4 de la madrugada en la zona de Kibón, cuando el ómnibus se dirigía hacia el museo Naval trasladando a funcionarios que iban a desempeñar funciones de custodia en diferentes circuitos electorales.

Según un comunicado de la armada, en el ómnibus iban 28 integrantes de esa institución, designados como custodias de urnas.

El vehículo fue atacado no solo con piedras, sino también con botellas e incluso con un monopatín.

Hubo funcionarios heridos, además de importantes daños en el ómnibus y en un móvil de prefectura que concurrió para trasladar al personal atacado.

El caso es investigado por el fiscal Diego Pérez quien intenta determinar, entre otras cosas, cómo y porqué fue convocada la actividad a la que concurrieron las decenas de personas en la madrugada del domingo. Aún no está confirmado que se haya tratado de una fiesta de música electrónica.

Según fuentes de la Armada, en las últimas horas, esa institución amplió la investigación y aportó al fiscal Pérez los registros fílmicos y fotográficos del lugar que permitirían identificar a algunos de los agresores.

Deja un comentario