Marcelo Boffano entrevistó al escritor Diego Fischer.

 

Diego Fischer  es un periodista, escritor, guionista, productor teatral y cinematográfico uruguayo. 

A escrito varios libros, El sentir de las violetas, Las tres Marías, Serás mía o de nadie, Que tupé, el libro sobre el duelo de Batlle y Beltrán, entre otros. En un rescate interpretativo de la historia, el escritor e historiador Diego Fischer nos comenta el interés de los Uruguayos por la historia y el descubrimiento de unas cartas que son el punto de inicio para el libro Doña Cándida Saravia.

Un manojo de cartas inéditas que Cándida Díaz escribió a Aparicio Saravia durante la Guerra de 1904, fue el disparador para que el escritor y periodista Diego Fischer se embarcara en una investigación que ahora ve la luz en un libro que rescata del olvido a la mujer del caudillo blanco. Doña Cándida Saravia. El remanso de Aparicio, se llama la nueva obra de Fischer.

Querido esposo:

Deseo que tú al recibir esta, te encuentres restablecido, que siendo así estarán ganados mis deseos. Quiero pedirte que me saques de esta incertidumbre. Vivo desesperada al saber que estás herido y que yo no he podido ir a verte. Ya te imaginarás las lágrimas que he derramado. Ni bien supe que habían peleado, telegrafié, pidiendo noticias tuyas y de los muchachos. Me contestaron que los muchachos estaban bien y que tú estabas levemente herido en una pierna. No me conformé nunca. Sigo creyendo que tu herida es grave (…) Pedí para ir a verte y me contestaron que no conviene que vaya la familia, que cuando sea posible me avisarán. Y ese aviso nunca llega. Así que me propuse escribirte directamente a ti, pero aquí nadie sabe dónde tú estás. Sigo esperando que me escribas. Quiero verte de cualquier modo…

Este es un fragmento de una de las cartas que Cándida le escribió a su marido, en este caso, pocos días después de la batalla de Masoller. Ella se encontraba en Bagé acompañada de Villanueva y Ramón, dos de sus hijos que se recuperaban de las graves heridas sufridas en el enfrentamiento de Tupambaé.

Las cartas llevaron a Fischer a realizar una exhaustiva investigación periodística en la que encontró documentación que muestra que Cándida Díaz fue mucho más que la esposa de Aparicio. Algunos de esos documentos son un hallazgo, como la fe de bautismo de Saravia, que muestra que Aparicio no nació en 1856 como todos sus biógrafos indican, sino el 16 de agosto de 1857. El dato no cambia la historia pero si le da precisión. También la partida del matrimonio de Saravia y Cándida, celebrado en Santa Clara el 14 de febrero de 1878, revela un dato no menor y hasta ahora no conocido que el lector podrá hallar en el texto.

Ésta entrevista se realizó en el marco de la Sexta Feria Del Libro conjuntamente con el periodista cultural Del diario «El Telégrafo» Leonardo Scampini.

Deja un comentario