Luego del coronavirus llegará la pandemia del hambre, vaticinan desde la ONU.

El responsable del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas explicó por qué es necesario tomar decisiones inmediatas en medio del avance del coronavirus.

La Organización de las Naciones Unidas  (ONU) apuntó que mientras el mundo le hace frente al coronavirus  Covid-19, también se encuentra “al borde de una pandemia alimentaria”. El alerta estuvo a cargo del titular del Programa Mundial de Alimentos  de la organización, David Beasley, quien agregó que se podrían desencadenar “múltiples hambrunas de proporciones bíblicas” en cuestión de meses, si es que no se toman medidas de inmediato.

Beasley declaró ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que inclusive antes de que el coronavirus Covid-19 se convirtiera en un problema, ya había notificado a los líderes del mundo que “2020 enfrentaría la peor crisis humanitaria desde la Segund a Guerra Mundial”.

El experto argumentó que tal crisis se podría desencadenar por los conflictos armados en Siria, Yemen y otros lugares, las plagas de langostas en África, los frecuentes desastres naturales y crisis económicas, incluyendo Líbano, Congo, Sudán y Etiopía, indicó.

También apuntó que hoy en día 821 millones de personas se van a dormir con hambre todas las noches a lo largo del mundo y otros 135 millones enfrentan “niveles de hambre críticos o peores”. Además consideró que un nuevo análisis del Programa Mundial de Alimentos muestra que como consecuencia de la pandemia de coronavirus Covid-19, otros 130 millones de personas “podrían verse empujados al borde de la inanición hacia finales del año”.

A través de un informe en video, Beasley notificó que el programa que encabeza brinda alimentos para casi 100 millones de personas casi todos los días, incluyendo “unos 30 millones de personas que, literalmente, dependen de nosotros para permanecer con vida”.

El responsable del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas se está recuperando de coronavirus Covid-19 y dijo que si no se puede llegar a esos 30 millones, “nuestros estimados muestran que 300.000 personas podrían morir de hambre a diario durante un periodo de tres meses”, eso sin incluir el incremento de hambruna a causa del virus.

“En el peor de los escenarios, podríamos registrar inanición en alrededor de treinta países y, de hecho, en diez de esos países ya tenemos a más de un millón de personas que están a punto de morir de hambre”, comentó.

Según el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, los diez países con las peores crisis alimentarias en 2019 fueron: Yemen, Congo, Afganistán, Venezuela, Etiopía, Sudán del Sur, Siria, Sudán, Nigeria y Haití.

Deja un comentario