La culpa es del mono.

Los seres humanos poseen capacidades mentales que les permiten inventar, aprender y utilizar estructuras lingüísticas complejas, así como lógicas, matemáticas, música, etc. Los humanos, son animales sociales capaces de concebir, transmitir y aprender, conceptos totalmente abstractos. A partir de esto es que se construye la cultura.
El Homo sapiens (del latín, homo ‘hombre’ y sapiens ‘sabio’) es una especie del orden de los primates perteneciente a la familia de los homínidos. También son conocidos bajo la denominación genérica de «hombres». Se considera Homo sapiens de forma indiscutible a los que poseen tanto las características anatómicas de las poblaciones humanas actuales, como lo que se define como «comportamiento moderno». Los restos más antiguos de Homo sapiens se encuentran en Marruecos, con 315 000 años.​ Las evidencias más antiguas de comportamiento moderno son las de Pinnacle Point (Sudáfrica), con 165 000 años.
El Homo sapiens es la única especie conocida del género Homo que aún perdura, pero la propia cultura que construye el ser humano, reconstruye en la lectura el pasado y esa reconstrucción que implica concepciones ideológicas y obviamente culturales pueden llevarnos a considerar que todas las ciencias deben ser descartadas y que todas las pruebas que existen deben ser desestimadas.
En una audición radial,  en la ciudad de Paysandú,  un grupo de mujeres integrantes de un colectivo feminista manifestaron que existe un construcción  cultural y social que tiene millones de años donde ubican a la mujer como algo que se intenta controlar como una forma de ser distinto, hay que establecer entonces sobre esta reconstrucción que es inefablemente cultural e ideológica una nueva clasificación la hembris feminista progresista.
Es la versión civilizatoria del ser humano, de la historia antes de la propia historia, la victimización Darwuinista de la involución del macho.
Un nuevo hashtag podrá aparecer en las redes sociales #LaCulpaEsDelMono.

Autor: MARCELO BOFFANO

Deja un comentario