Integrantes de la Cámara de Comercio de acuerdo con eliminar obligatoriedad de la ley de inclusión financiera.

Una delegación de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios se reunió con representantes del gobierno electo y se manifestó a favor de la eliminación de la obligatoriedad de la inclusión financiera.

Tras la reunión con el futuro ministro de Trabajo y Seguridad Social Pablo Mieres, el presidente de la gremial, Julio César Lestido, dijo que desde su sector ven “con buenos ojos” la propuesta del gobierno entrante de eliminar dicha obligatoriedad.

No estamos “totalmente en contra” de la ley de inclusión financiera, pero “yo tengo que tener la libertad de pagar con el medio que yo quiera”, explicó.

También se expresó a favor de lo establecido en la ley de urgente consideración sobre el derecho de huelga y la ocupación de los lugares de trabajo, aunque reconoció que debe mejorarse el articulado para aclarar el alcance de la medida.

Posteriormente, Mieres se reunió con la Cámara de Industrias, cuyo presidente Gabriel Murara le transmitió la necesidad de que el precio del dólar aumente al menos un 15% o 20% para mejorar la competitividad del sector y de esta manera poder mantener los puestos de empleo y el nivel salarial.

Según Murara, las tarifas públicas, el tipo de cambio y la inserción internacional son tres aspectos que se deben mejorar para que lo mismo suceda con la industria local.

MURRO ESTÁ EN CONTRA DE ESTO Y APUESTA POR UN FUTURO CON MUCHA INFORMALIDAD.

El ministro de Trabajo Ernesto Murro  aseguró este jueves que si se aprueba tal cual está el anteproyecto de  ley de urgente consideración  del gobierno electo, aumentará la informalidad y la evasión, y los trabajadores y jubilados se verán perjudicados.

“Apuesto desde ahora que va a aumentar la informalidad y la evasión en el próximo gobierno”, dijo Murro tras participar de un encuentro de sindicatos de la región en Montevideo.

“Pronostico que en Uruguay va a aumentar la informalidad y la evasión, y por tanto la desprotección a los trabajadores y a los empresarios honestos”, insistió el ministro saliente del gobierno de Tabaré Vázquez.

“Espero que seamos capaces de enfrentar lo que va venir”, agregó, y mencionó las personas y colectivos que a su juicio serán los más perjudicados: “trabajadores rurales, empleadas domésticas, pequeños comerciantes, jubilados y pensionistas”.

 

Deja un comentario