“Hay una cantidad de reclamos que tendrían que hacerse incuestionablemente al Gobierno Nacional, manifestó Álvarez Petraglia.

El jerarca recordó este 29 de abril que la Intendencia viene realizando los mayores esfuerzos para minimizar en la población los efectos de la pandemia de coronavirus pero que también tiene limitaciones y, ante algunos reclamos del sector empresarial, exhortó a derivar estos planteos a los organismos nacionales que sí tienen competencia. Informó que a partir del 4 de mayo se habilitará sólo la puerta de Zorrilla de San Martín con restricciones en la atención al contribuyente, manteniéndose la modalidad de atención telefónica de 12 a 17 horas.

La Intendencia mantiene medidas

“La Intendencia le ha dado una prioridad absoluta a la emergencia sanitaria”, dijo esta mañana Álvarez Petraglia en el marco de una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por el director de Tránsito, Leonardo Rivero.

Entre otros anuncios, confirmó que a partir del lunes 4 de mayo la Intendencia mantendrá las restricciones en la atención personal al público, manteniéndose la modalidad de atención telefónica en el horario de 12:00 a 17:00 horas.

En aquellos casos en que el contribuyente se vea obligado a concurrir a las oficinas de la Intendencia, deberá agendarse previamente vía telefónica e ingresar (el día y horario fijado) por la única puerta habilitada, es decir, por Zorrilla de San Martín.

En esa entrada lo recibirá un funcionario de seguridad que corroborará si efectivamente figura en la agenda y le permitirá el ingreso siempre y cuando lo haga de tapabocas

Dentro de las oficinas deberá mantenerse distancia social, habrá disponibilidad de alcohol en gel y en el hall principal no podrán permanecer más de 4 o 5 personas.

“Se darán todas las garantías para que quienes vengan puedan realizar sus trámites y lo hagan sin exponerse a riesgos sanitarios”, afirmó Álvarez Petraglia.

Como hasta el momento, seguirán brindándose con normalidad los servicios considerados esenciales como la recolección de residuos, comedores, entrega de canastas y tareas de higiene.

También se mantiene la realización de trámites online a través de la página www.paysandu.gub.uy , que incluyen empadronamientos.

Preocupación por flexibilización de conductas

Álvarez Petraglia transmitió “la preocupación” del Gobierno Departamental ante cierta flexibilización de las medidas de distanciamiento social, lo que además queda de manifiesto en un mayor movimiento en la vía pública.

“Hemos visto un cierto ‘afloje’ de parte de la población, que honestamente nos preocupa y nos ocupa”, comentó.

Recordó que continúa vigente el decreto de emergencia sanitaria emitido por el Poder Ejecutivo y ratificó el “llamado a toda la población de Paysandú a seguir respetando las exhortaciones” emitidas por las autoridades nacionales y departamentales, ya que “es la única forma de combatir un enemigo invisible que está en cualquier lugar”.

IDP no elabora protocolos para reactivar actividades

El secretario general informó que la Intendencia es permanente objeto de planteos que llegan desde diversos sectores de la actividad económica, cuyos representantes reclaman autorizaciones para normalizar su actividad, tratándose de áreas como la gastronomía y el entretenimiento.

Insistió en que el Ministerio de Salud Pública es el organismo que “tiene la potestad única” de establecer qué actividades pueden desarrollarse y de qué manera, fijándoles protocolos de actuación a partir de “una experticia” en cuestiones epidemiológicas que no poseen las intendencias.

Estos protocolos para la reactivación de algunas actividades –enfatizó- deben elaborarse en el seno de las áreas específicas del Ministerio de Salud, que es la autoridad máxima en estas cuestiones, para de esta forma brindar todas las garantías a la población.

Reconoció el gran nivel de acatamiento que se ha registrado en Paysandú, tanto desde la ciudadanía como desde el sector empresarial, y recordó que la Intendencia, dentro de sus potestades, ha tomado la iniciativa y ha realizado todos los esfuerzos posibles para minimizar los riesgos de contagio, promover el distanciamiento social y atender las consecuencias sociales y económicas de la coyuntura, invirtiendo millones de pesos y ocupándose de multiplicar el servicio de entrega de canastas a los sectores más golpeados, así como modificando su régimen de comedores, que funcionan de lunes a domingos y atienden a unas 900 personas por día.

Indicó que este reforzamiento también es posible gracias al apoyo de otras instituciones como el Ejército Nacional y el Ministerio de Desarrollo Social.

También –explicó- la Intendencia “ha ido más allá” en relación al Gobierno Nacional y ha instrumentado medidas que profundizan el distanciamiento social, como la habilitación de una sola puerta para el ingreso de público a sus dependencias, porque se considera que el decreto del Ejecutivo Nacional sigue vigente y el país continúa atravesando una emergencia sanitaria.

Recordó que la Intendencia también envió a la Junta Departamental un proyecto de Bonificaciones Tributarias por Emergencia Sanitaria, realizando un importante renunciamiento económico para ayudar al sector empresarial a hacer frente a la coyuntura.

“Ese proyecto, cuya votación está en manos de los ediles, prevé una serie de renunciamientos fiscales como Contribución Inmobiliaria y otros impuestos, estableciendo como condición necesaria la reincorporación de los trabajadores que fueron enviados al seguro de paro”, explicó.

Ante algunos reclamos, aseguró que la Intendencia tiene sus limitaciones y no puede atender todas las necesidades ni auxiliar a todos los sectores de la economía.

“Hay una cantidad de reclamos que tendrían que hacerse incuestionablemente al Gobierno Nacional”, enfatizó. Consideró que la problemática económica vinculada a la pandemia demanda “una presencia del Estado absolutamente mayor a la que ha tenido hasta ahora”.

Deja un comentario