HAY QUE ACOSTUMBRARSE A COMPRAR CARNE CARA.

Carniceros de todo el país se reunieron este domingo en Toledo, Canelones, para analizar la situación del sector.

Advierten que a partir del primero de enero cerrarán unas sesenta carnicerías por el difícil momento que atraviesan.

Las ventas de las carnicerías bajaron entre un 30 y 40 %, según datos de la Unión de Vendedores de Carne.

Los consecutivos aumentos en el precio de la carne y la baja en las ventas han arrastrado a esta situación, que además ha sido determinante para el cierre de decenas de carnicerías en los últimos años que continuarán en el futuro, advirtieron los carniceros.

Preocupados por este escenario, los comerciantes se reunieron por segunda vez en menos de diez días.

“La situación hoy es desesperante, estamos en el peor momento histórico de este gremio de la carne y buscamos lograr una sensibilización de las autoridades que corresponda. Nuestros consumidores no pueden acceder al producto porque está regido hoy por un precio internacional ilógico para nuestro bolsillo”, explicó a Telenoche Alejandro Ruiz, carnicero.

Los carniceros piden al gobierno medidas urgentes para enfrentar la situación, como una rebaja de impuestos, de lo contrario la perspectiva para las fiestas es muy negativa.

HAY QUE ACOSTUMBRARSE A COMPRAR CARNE CARA.

La suba del precio de la carne se debe a la gran escasez del producto, fundamentalmente en China y el sudeste asiático, a partir de la fiebre porcina y por eso están tratando de comprar toda la carne que puedan, explicó en Puntos de vista, de radio Uruguay, el consultor agropecuario y director de Tardáguila Agronegocios, Rafael Tardáguila.

A su entender, el asunto pasa porque semana atrás el precio interno en Uruguay estaba muy alto, debido a que el 100% de las plantas venden a China, pero igual podían comprar en el exterior. Y ahora el precio del novillo en el exterior también subió y ya no hay un 40% de diferencia como antes, sino un 10% y a eso se le tienen que sumar los costos de traslado. “Ahora hay que acostumbrarse a comprar carne cara”, afirmó y remarcó que China va a seguir comprando carne a Uruguay.

Tardáguila advirtió que “es un hecho” que el precio de la carne a nivel internacional durante 2020 va a seguir siendo muy alto. Porque, dijo, no se produce carne de cerdo de la noche a la mañana, lleva su tiempo, aunque es más rápido que en el caso de la carne vacuna. “El mundo tendrá que adaptarse desde el punto de vista productivo a acelerar la producción de carne, pero no es de un día para el otro”, acotó.

Deja un comentario