Guichón comienza a desandar el camino…

Es lindo ver a una comunidad contenta. Guichón,  en su mayoría está contento. Una hija del lugar fue designada directora del Hospital. Porqué hospital,  me dirán Uds. si en definitiva, no lo es. Apunta a serlo, sin dudas, la persona designada es una persona joven dinámica, con ganas de aportar a su comunidad. Así me lo asegura la gente del lugar. A Marianna Mendieta la dejé de ver hace muchos años, era una adolescente, hoy es la designada directora del hospital. Me alegro por ella, por la gente de Guichón, pero mucho más me alegro por mi amigo Beder, su padre, ya fallecido, pero sin dudas en gran medida esta designación se debe al aporte que desde siempre hicieron Beder y Ramón Mendieta a la política en general y al Partido Nacional en particular. La gente de Guichón se merecía que desde el gobierno nacional se hiciera un reconocimiento, a un pueblo que en los últimos años ha sido muy castigado. A los guichonenses cuando le quitan algo les duele a todos. Primero le retiran la designación de Hospital en lo que fue una decisión del gobierno anterior muy criticada por los habitantes de la región que se atendían allí. Al quitarle eso, se le quita la posibilidad entre otras cosas, de que siguieran naciendo guichonenses, una afrenta difícil de digerir por los lugareños. Luego viene el retiro de la administración del centro termal Almirón, algo que los habitantes del lugar lo consideran como propio y finalmente fue el cierre parcial de la sucursal del Banco de la República. Era demasiado. Hoy comenzó a gestarse el poder contar nuevamente con el Hospital. Llegó una ambulancia, lo prometido días pasados por el director de ASSE, Dr. Leonardo Cipriani. Es un vehículo de última generación, muy moderna y muy completa,  está equipada para el traslado de pacientes críticos. Comienza Guichón a recuperar lo perdido, Seguramente después vendrá la recuperación de lo demás.  La gente del lugar se merece ser reconocida y valorada. Guichón está contento. Eso me alegra.

Deja un comentario