Es cosa e´mandinga; según el INR se terminó el hacinamiento en las cárceles uruguayas.

El Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) evalúa que ha superado la situación de hacinamiento carcelario que afectaba a gran parte del sistema penitenciario. Así lo manifestó la directora del organismo, Ana Juanche, que encabezó una ceremonia de rendición de cuentas junto a las autoridades del Ministerio el Interior al cumplirse nueve años de creación del instituto.

Juanche destacó el proceso de centralización del sistema penitenciario, así como la división del ex Comcar en cinco unidades independientes. Ha sido un quinquenio prolífico, afirmó la jerarca.

Entiende que se superaron las observaciones de Naciones Unidas, que años atrás había alertado al gobierno por los elevados índices de hacinamiento. Se incrementaron las plazas y ahora hay superávit de 220 plazas, dijo. De todos modos, subrayó que se incrementó el número de presos: hoy en día es de 11.643 (95% hombres).La tasa de reincidentes es de 65% a nivel nacional, pero en la zona metropolitana es superior, explicó. “Hay varios temas pendientes”, advirtió.

La directora del INR destacó los programas de educación en el sistema carcelario. También destacó las iniciativas de prevención de violencia de género y del uso problemático de drogas.

INFORME SOBRE CÁRCELES DE NUESTRO PAÍS, DEL PORTAL SUDESTADA DEL 23 DE MARZO DE ESTE AÑO.

“Las condiciones de las cárceles y los centros de detención siguieron siendo malas e inhumanas en algunas instalaciones debido al hacinamiento, condiciones higiénicas y la atención médica inadecuadas, programas socioeducativos inadecuados y altos niveles de violencia entre los reclusos”, afirma el último informe de Derechos Humanos del Departamento de Estado de EEUU.
El documento, de 28 páginas, destaca que de las 47 muertes registradas en el año 2018 en las cárceles uruguayas, 17 fueron en enfrentamientos entre internos y 10 fueron suicidios. “La superpoblación, el aislamiento y la falta de actividades socioeducativas llevaron a un alto riesgo de violencia. La falta de personal y de elementos básicos de control, como cámaras de seguridad, hizo que la prevención,  el control y la aclaración de hechos en los incidentes de seguridad fueran difíciles” de aclarar, asegura el documento.
El informe señaló que en noviembre las cárceles tenían 10.243 reclusos, a diferencia de los 10.735 que había en 2017. La densidad promedio de la población carcelaria (número total de reclusos en relación con la cantidad de espacios disponibles) fue 103 % en 2017, con 18 de las 29 cárceles por encima del 100 %, pero hubo dos cárceles que estuvieron por encima del 200 % de su capacidad.

El documento de EEUU destaca varios informes elaborados por el Comisionado Parlamentario para el Sistema Penitenciario, Juan Miguel Petit, que señalan que el 30% de los presos sufrió tratos crueles o degradantes y que otro 30% no ha tenido posibilidades de reintegrarse a la sociedad y que el hacinamiento afectó partes de las cárceles en varios de los 19 departamentos.

El informe norteamericano recoge denuncias realizadas por la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) que señalan que los reclusos a veces pasaron 23 horas del día en sus celdas. “Ciertas cárceles tuvieron falta de higiene, acceso insuficiente al agua, alimentos insuficientes y de mala calidad, y muy pocas actividades socioeducativas y laborales. Los reclusos en ocasiones estuvieron expuestos a riesgos eléctricos, sanitarios y de otros tipos por la mala infraestructura”, agrega el documento.
Como contrapartida, el Departamento de Estado de EEUU tiene consideraciones elogiosas hacia Uruguay al destacar que el gobierno “mantuvo a las fuerzas de seguridad bajo control” y que “tomó medidas” para investigar a los funcionarios que cometieron violaciones.

Qué ocurre con América Latina con las cárceles. Informe año 2018.

El documento es elaborado por el Instituto de Investigación de Política Criminal (ICPR, por sus siglas en inglés).

En sexto lugar de este ranking en el mundo  aparece Cuba.

A pesar de que la nación no publica sus datos oficiales con regularidad, el ICPR cita al diario oficial Granma el cual indicó en mayo de 2012 que había 57.337 prisioneros, lo que se traduce en una tasa de 510 por cada 100.000 habitantes.

Panamá ocupa el lugar 17 con una tasa de 390, seguido de Costa Rica (19), con un ratio de 374.

México, país que atraviesa complejos problemas de inseguridad en la última década, se ubica en el lugar 97del mundo con una tasa de 165. El país registró un descenso respecto a la tasa cercana a 200 presos por cada 100.000 habitantes que sostuvo entre 2006 y 2014.

La nación con más población en la región, Brasil (207 millones), se ubicó en el lugar 26: con 675.850 prisioneros, su tasa es de 325. Le sigue Uruguay, que con solo 3 millones de habitantes alcanza una tasa de 321.

Otras naciones latinoamericanas aparecen a mitad del ranking del ICPR:

Posición mundial País Número de prisioneros Tasa por cada 100.000 habitantes
6 Cuba 57.337 510
17 Panamá 16.183 390
19 Costa Rica 19.226 374
26 Brasil 675.850 325
27 Uruguay 11.078 321
30 Puerto Rico (EE.UU.) 10.475 313
44 Perú 85.727 267
49 República Dominicana 26.734 244
50 Nicaragua 14.675 238
55 Chile 42.573 233
58 Colombia 115.488 226
60 Ecuador 37.497 222
66 Honduras 18.198 208
72 Paraguay 13.607 199
83 Argentina 81.975 186
90 Venezuela 54.738 173
97 México 209.749 165
102 Bolivia 17.946 156
115 Guatemala 23.358 136

Deja un comentario