En España la semana venidera comienzan a entrenar los equipos de fútbol, Francia por su parte suspendió definitivamente el torneo.

Tras mes y medio de confinamiento severo como consecuencia del coronavirus, España por fin iniciará a partir de este fin de semana su plan de desescalada.  Pedro Sánchez compareció la tarde de este martes, tras un intenso Consejo de Ministros, para anunciar el plan tejido por su Gobierno. La estrategia girará en torno a cuatro fases (fase 0, fase 1, fase 2 y fase 3) y, entre otros muchos sectores, también afectará al deporte. Aún sin detalles concretos (se darán a conocer en breve), este sábado ya se podrá salir a hacer ejercicio y el próximo lunes, 4 de mayo, los deportistas podrán volver a sus entrenamientos siempre de manera individual, también las ligas profesionales.

Así las cosas, los clubes de fútbol (también de baloncesto) podrán iniciar su puesta a punto la semana que viene, siempre que el Ministerio de Sanidad dé luz verde a la realización de los test.  Era la idea original de Javier Tebas, presidente de la Liga, en su protocolo de vuelta a la actividad antes de que decidiera retrasar la fecha de los entrenos al 11 de mayo ante las dudas del gabinete dirigido por Salvador Illa. Ahora, el anuncio de Sánchez le despeja el camino.

Esta es la denominada ‘Fase 0’ de la operación desescalada. El 11 de mayo se entraría oficialmente en la ‘Fase 1’. Aquí el Gobierno permitirá la apertura de los centros de alto rendimiento deportivo a menor ocupación (no se especificó si de igual manera los gimnasios) y el «entrenamiento medio» en las ligas. Esto es, se permitirá el ejercicio en grupos reducidos, siempre y cuando se extremen las medidas de higiene ya recomendadas. La Liga, según remarca su protocolo de actuación, tiene previsto aplicar estos ejercicios con un máximo de ocho jugadores por grupo de trabajo (habrá tres) y, si todo transcurre sin sobresaltos, pasará a los entrenamientos totales el día 25.

De conseguir cumplir con los objetivos establecidos, España se plantaría a finales de mes en la ‘Fase 2’, donde la caza deportiva y la pesca retomarían también su actividad. La ‘Fase 3’, ya en junio, no contempla ninguna alusión al deporte, aunque sería tiempo para la vuelta a la competición si las cifras son optimistas. Las palabras de Pedro Sánchez las estaban esperando todos los agentes involucrados, pero especialmente el fútbol. Si la situación acompaña durante el mes de mayo y la competición arranca, la pérdida económica sería menor, circunstancia que afectaría positivamente al resto dado el nuevo reparto de los derechos audiovisuales tras los pactos de Viana.

El presidente sí ha querido remarcar que a partir del lunes las medidas de distanciamiento para los que practiquen deporte serán más duras. «Las medidas de distanciamiento haciendo deporte deberían ampliarse (ahora está en 1,5 metros). Hacer deporte, donde el esfuerzo genera aspiraciones más potentes, exhalaciones fuertes, sudor… una serie de variables que generan riesgo», señaló, algo que también compartió Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, en su comparecencia de la mañana. Algunos estudios europeos advierten un mínimo de entre 4 y 5 metros,  pero habrá que ver qué decide el Gobierno.

Más allá del plano deportivo, en el terreno económico también hay buenas noticias, sobre todo para el fútbol. Los equipos que dispongan de museo podrán abrirlo con un tercio del aforo habitual, algo que sin duda limará las pérdidas, a partir del 11 de mayo. También sus tiendas (las que no pertenezcan a grandes superficies comerciales), siempre al 50% de capacidad y haciendo respetar la distancia de dos metros. Actos con peñas o asambleas de socios también podrán celebrarse con limitaciones, mientras que de estadios o pabellones no se concretó nada. Teatros o auditorios sí levantarán la persiana, pero para acudir a eventos deportivos habrá que esperar.

EN FRANCIA ES A LA INVERSA, SE SUSPENDE EL FÚTBOL.

En Francia se suspende el fútbol hasta septiembre. La decisión tiene un calado importante y puede ser el camino que elija España ante la incertidumbre de las garantías sanitarias que implica que regrese el fútbol. El Gobierno francés ha tomado la decisión, anunciada por el primer ministro Edouard Philippe, de que no se reanuden las competiciones ante el riesgo de un rebrote del coronavirus. Ha cortado por lo sano. Los eventos deportivos son prescindibles en la puesta en marcha del plan de desconfinamiento que se inicia el 11 de mayo. no se volverá a ver jugar a Neymar, , Mbappé y todas las estrellas del fútbol galo hasta dentro de unos meses en el territorio francés. Falta la reunión para decidir si hay campeón, ascensos y descensos.

 

Neymar en un partido con el PSG. (Efe)

Neymar en un partido con el PSG. (Efe)

La única autoridad que puede suspender las competiciones domésticas es el Gobierno de cada país. Holanda ha sido el primero que ha dado el paso en Europa. En Bélgica se está valorando seriamente. En Inglaterra han empezado a entrenar de forma individual los jugadores y los equipos con máximas medidas de seguridad para evitar los contactos. En Italia tienen fecha de vuelta el 4 de mayo, de forma individual y progresiva, y el 18 de mayo se espera que en grupos reducidos. Todo depende de la evolución de la pandemia. En Argentina, por citar otro caso, se ha decidido supender la competición.

La decisión del Gobierno de Francia puede tener consecuencias en la celebración de la Champions.  La UEFA estaba pendiente de lo que ocurriera en los diferentes países para elaborar su hoja de ruta. Sin el PSG y el Olympique de Lyon compitiendo en su país y con las medidas restrictivas de las autoridades francesas, se puede ver afectado el calendario de la Champions. Con la dificultad de la movilidad en los países y lo que supone que un equipo como el PSG eche el cerrojo a la temporada.

Deja un comentario