En el Frente la fuerza más importante es el MPP y en los blancos, la lista de Luis.

Tras la elección, la interna del Frente Amplio quedó liderada por el Movimiento de Participación Popular, seguida por el Partido Comunista que llevó a Óscar Andrade y Carolina Cosse al senado.

El Partido Socialista perdió 65.567 votos en relación a 2014. Solo mantuvo una banca al Senado para Daniel Olesker y quedó por fuera del Parlamento Mónica Xavier.

Danilo Astori fue el único senador que obtuvo Asamblea Uruguay, Mario Bergara, con el lema Progresistas, tuvo un total de 231.850 votos.

La Vertiente Artiguitas volvió a tener representación en el senado con dos legisladores, Enrique Rubio y Amanda Della Ventura. La Lista 711 de Raúl Sendic obtuvo 11.126 votos, en comparación con 2014 perdió 146 mil 878 votos.

Los senadores que ya no estarán en la banca son, por el Frente Amplio: Patricia Ayala, Daniel Garín, Rubén Martínez Huelmo, Ivonne Passada, Carlos Baraibar, Miguel Vasallo, Rafael Michelini, Daisy Tourné, Mónica Xavier, Leonardo de León, Marcos Otheguy, Constanza Moreira y Juan Castillo.

Por su parte, en la interna del Partido Nacional, el sublema “Todos hacia delante”, liderado por Lacalle Pou, fue el más votado en las elecciones, con 445.164 adhesiones, equivalente al 65,5% de la votación del Partido Nacional.

Los votos restantes se repartieron en 20,4% para Alianza Nacional, sector liderado por Jorge Larrañaga, y 14,1% para Todo por el Pueblo, del empresario Juan Sartori.

Por el Partido Nacional, los senadores que no participarán son Carol Aviaga, José Carlos Cardoso, Jorge Saravia, Verónica Alonso, Guillermo Besozzi y Carlos Camy.

En el Partido Colorado no estarán presentes Pedro Bordaberry y José Amorín Batlle. Tampoco renovó su banca Pablo Mieres. Aquellos que no continúan en la actividad pública, si lo solicitan, pueden cobrar un subsidio de un 85% del sueldo más el 100% de los gastos de representación durante un año.

EN SEGUNDA VUELTA EL DEBATE ES OBLIGATORIO.-

El ministro de la Corte Electoral, Jose Garchitorena, explicó que se están analizando las denuncias por faltante y destrucción de papeletas del “sí” a la reforma constitucional.

La Corte Electoral está a cargo de la organización del debate televisivo que fue dispuesto por ley para los candidatos que disputen la segunda vuelta el 24 de noviembre.

La obligatoriedad fue aprobada por el Senado con votación de 19 en 29. A partir del año 2024 deberá hacerse también antes de la primera vuelta y en una eventual segunda.

En los próximos días, el organismo comenzará las coordinaciones con los servicios de televisión, los candidatos, los comandos de cada uno de ellos y los periodistas que participarán. La instancia tendrá lugar luego del 15 de noviembre, según informó Garchitorena a Radio Universal.

 

 

Deja un comentario