Elajuste llega ahora a los funcionarios públicos con sueldos por encima de los 80 mil pesos.

Una comunicación interna que circula por estas horas entre los sindicatos del Estado alerta de una rebaja salarial que planea hacer el gobierno a los funcionarios públicos  a raíz de la emergencia sanitaria que provocó el coronavirus  Covid-19.

Según este comunicado interno, la rebaja sería de 10% para los funcionarios con suelos mayores a 80.000 pesos nominales, y de 20% para todos los cargos políticos en el Estado, los cargos de confianza del gobierno. La medida se aplicaría por dos meses, abril y mayo.

El dirigente de Cofe Martín Pereira dijo a Subrayado este jueves de tarde que la información la dará a conocer el gobierno en la conferencia de prensa de esta noche y que esperan el anuncio oficial para definir los pasos a seguir.

Los dirigentes sindicales analizan con sus asesores jurídicos los pasos a seguir y adelantan que no están de acuerdo con la rebaja salarial.

Este jueves el presidente Luis Lacalle Pou  recibió en la Torre Ejecutiva a Joselo López, secretario general de Cofe y a Martín Pereira, presidente de la Confederación que agrupa a los sindicatos de funcionarios estatales.

LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE COMERCIO PREDICE UNA CRISIS PEOR QUE LA SUFRIDA EN EL AÑO 2008.

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, advirtió de que el mundo está abocado a una crisis económica peor que la sufrida en 2008, para la que debe prepararse con colaboración internacional y mercados abiertos, ya que «ningún país es autosuficiente».

«Las proyecciones más recientes predicen una recesión acompañada de pérdida de empleos peor que la que produjo la crisis financiera hace 12 años», señaló Azevedo en un mensaje grabado desde su casa y publicado en internet por los canales oficiales de la OMC.

«El COVID-19 amenaza las vidas de millones de personas en el mundo, y aunque por encima de todo es una crisis sanitaria, la pandemia también tendrá un inevitable impacto en la economía, el comercio, los empleos y el bienestar», vaticinó el político brasileño.

Azevedo subrayó que muchos gobiernos están introduciendo medidas de estímulo fiscal y monetario que incrementarán las defensas frente a la recesión, pero al mismo tiempo se necesita «una respuesta global para una pandemia global».

«Ningún país es autosuficiente, por muy poderoso o avanzado que esté», señaló, en alusión a que el mercado internacional debe seguir abierto en momentos de dificultad.

El comercio «es lo que permite una producción eficiente y el abastecimiento de bienes y servicios básicos, tales como equipamiento médico, alimentos y fuentes de energía», señaló Azevedo en un momento en que muchos países han reducido o prohibido las exportaciones de equipamiento sanitario, por temor a carestía de éste en sus redes de salud al borde del colapso.

«Cuando la crisis sanitaria comience a remitir, el comercio permitirá a los países ayudarse unos a otros», señaló, advirtiendo que «la historia no nos olvidará ni perdonará si fracasamos a la hora de ayudar a aquéllos que más lo necesiten, estén donde estén».

La OMC fue una de las primeras agencias internacionales con sede en Ginebra que registró casos de coronavirus entre sus empleados, lo que obligó a reducir al mínimo su actividad desde el principio de este mes.

 

Deja un comentario