El primero de marzo distinto…

El próximo primero de marzo asume el nuevo gobierno. Vaya novedad pensaran muchos de Uds. Sin embargo este primero de marzo es distinto a todos los anteriores. Este primero de marzo marca algo que de aquí en más, pienso, será una constante, marca el reinicio del bipartidismo en Uruguay.

Aquel bipartidismo que por décadas ostentaron colorados y blancos, se reedita hoy entre quienes son frenteamplistas y quienes se oponen a ello. Tan simple y claro como eso. El que no lo vea o no lo quiera reconocer así, simplemente niega la realidad.

Y por qué es tan importante este primero de marzo?, porqué pone a quienes integran la coalición de gobierno en una coyuntura especial. O se animan a dejar de lado egos, vanidades y soberbias personales y tratan de mantener esa alianza multipartidaria o sucumben ante la coalición monolítica que es hoy el Frente Amplio.

De la capacidad que tengan los referentes políticos que integran la coalición multicolor para mantenerse unidos, depende en gran medida el futuro del País. Si pierden la mayoría parlamentaria llega el caos. El país se puede volver ingobernable. Llega con ello la debacle de esta agrupación de partidos en algunos casos muy disimiles entre sí; pero que era el Frente Amplio 50 años atrás?.

Quién podía pensar en aquel momento que el Partido Comunista y el Partido Demócrata Cristiano podían votar juntos e incluso llegar a gobernar juntos?. Quien se atrevería a pensar en los años de “plomo” que algún día podrían estar juntos los tupamaros, hoy MPP, y los comunistas?. Se aliaron, sin dudas con muchas discusiones, pero lo hicieron y con ello con los años lograron su cometido, gobernar el País. Sin dudas que tienen luchas internas. Prueba de ello son las disidencias y declaraciones incluso hasta el agravio entre frenteamplistas, pero lo hicieron posible.

Gobernaron 15 años y estaban convencidos que podían seguir haciéndolo. Creo que entre otros muchos errores, confundieron que ya estaba instalado un bipartidismo entre el Frente y el Partido Nacional. Muchos frenteamplistas se relamían guardando para sí, el hecho que podían gobernar cien años como lo hizo el Partido Colorado cuando el oponente era el Partido Nacional.

Han surgido nuevos jugadores que cambiaron la ecuación, Cabildo Abierto, es sin duda uno de ellos. La postura asumida por Lacalle Pou de zurcir una alianza que parecía poco probable fue otro acierto. El aporte desde la experiencia hecho por Sanguinetti jugó su papel. Pero ahora viene lo más importante, gobernar para todos y pensar que llegó otra vez la época del bipartidismo.

En la capacidad de acordar dejando de lado, egos, historias de enfrentamientos e intereses minúsculos de personajes que se empeñan en destruir para sacar ellos miserables ventajas , reside el futuro de esa alianza que comenzará a gobernar el próximo primero de marzo. Si será distinto este primero de marzo. La historia dirá si los personajes estuvieron a la altura de lo que el Pueblo exige.

Deja un comentario