El Nino y los perros.

Nilo Hernández tiene 76 años. Es muy conocido entre los vecinos del  complejo de viviendas ubicado en Millán y Lecocq, en la capital del País.

No solo porque lleva 43 años viviendo ahí, sino porque alimenta y cuida a perros de la calle que se refugian en esas  esquinas.

El hombre fue denunciado por algunos vecinos a la Cotryba (Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal) en más de una ocasión. La primera de ellas fue porque una perra maltratada a la que adoptó mordió a algunos vecinos. Luego, por considerarlo el propietario de los perros abandonados que alimenta y por lo tanto responsable de su conducta. Hernández fue finalmente multado con 17.000 pesos por la Cotryba.

«Son míos en el sentido de que le doy de comer, pero nada más. Son míos porque me quieren, porque me ven y me siguen. Además los llevo a pasear cuando se ponen muy locos. Yo no tengo perro porque vivo en un tercer piso. El último perro que tuve, un vecino me ayudaba a subirlo. Pero era imposible, a mí ya no me daba el físico», relató Nilo a medios de prensa de la capital.

Cotryba asegura sin embargo que los perros son del hombre y que han ocasionado problemas en la comunidad, ya que algunos muerden a los vecinos y personas que pasan en bicicleta.

En un comunicado difundido por el Ministerio de Ganadería, la Cotryba aclaró que no existe la posibilidad de aplicar multas por dar de comer a perros en la calle, sino que la multa «obedece a reiteradas denuncias y pedido de ayuda de los vecinos por ataques y mordeduras».

Ayer viernes 26, a las 19 hs la plataforma animalista que nuclea a 11 ong de protección animal se concentró ante la sede de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) en Uruguay entre Río Negro y Julio Herrera y Obes en Montevideo.

La concentración fue en repudio a la multa que recibió Nilo Hernàndez, un vecino de Montevideo que decidió alimentar a perros abandonados.

“Cotryba ha multado a Nilo argumentando que los perros que él alimenta  son suyos y no deberían estar en vía pública.

Desde la ONG señalan que esa multa “no hace más que demostrar que esta Comisión es inoperante e ineficaz”.

Entre las reivindicaciones de este viernes los animalistas solicitaron que se sancione a quienes ocasionan los problemas, a quienes abandonan, maltratan o matan animales.

Pidieron también que se regule la reproducción y venta de animales, que se genere políticas públicas para gestionar éticamente la población canina y felina

Plantean eliminar la Cotryba y crear una Estructura Estatal de Protección animal, fuera del Mgap y sin ganaderos que la integren. En la movida se instalaron carteles con leyendas contra el presidente de la Cotryba, el ex intendente sanducero, Julio Nino Pintos.

 

 

Deja un comentario