EL LUPANAR DE POMPEYA….

Por Javier Bonilla

Si algo está aportando esta última etapa de propaganda política a la campaña, es una aire prostibulario, cada vez más explícito en todo lo que hace al cambio de favores, personal o corporativo. Algo que, prácticamente, ni se oculta ni podría ocultarse. Es obscenamente obvio que los apoyos oficialistas del Cessna-Set local, tienen una razón de beneficio directo, indirecto o potencial hacia quien dice sostener nuestra vernácula izquierda cultural. Más caraduras imposible…

Un burdel sería un ambiente más honrado que estas asociaciones de «X profesión con Martínez», o los artistas -¡¡qué trompitas algunas, Dios mío…!!- que nos asustan con cientos de cucos imaginarios. En todo caso, «reales» para los bolsillos de quienes aparecen en los spots, si no tienen suerte electoral.

Así, el autodenominado «Tintabrava» -Sylvapen y gracias…- Raúl Castro, desde la comodidad de su agencia publicitaria sacó al Cuco, el Ogro y el Carlanco (no el personaje izquierdoso que acechaba artistas robándolos luego, el que desvalijó el estudio de Palumbo y otros fotógrafos, sino otro…) y nos dice que si pierde el FA no habrá Carnaval. Si por mi fuera, que todos los dioses lo oigan!!! Aunque, no, señor Tinta Brava….! Ni siquiera en tiempos de la dictadura nos quedamos sin Carnaval! Entonces, un hábil y -en lo que hace al asunto- diplomático intendente Rachetti hizo saber a Daecpu que, como iniciaba la dictadura, si bancaba la fiesta abría la puerta de su dependencia a una censura que no deseaba, no financiaría los tablados, dejándolos a su suerte. La censura no sería municipal. Hubo, mal o bien, carnaval! Tanto, que murgas señaladamente de izquierda, como la Falta y Resto suya, o la Reina de la Teja, sorteando vallas varias, lograron florecer en esa época. Entonces, por qué cornos no va a trabajar Momo el año próximo???

No mienta, si aún puede!!! Yo pensaba que Raúl Castro era un creativo publicitario, no un asusta viejitas….

Y ud., Rada, no estaba furioso y desilusionado -semanas atrás- con el Frente porque no votó -caso raro en el mundo- la extensión de los derechos autorales a 70 años. ¿Qué pachoooo?? La oposición lo votó por completo…..!

Lo mismo digo del miedito que manifestaron los folkloreros, tangueras y murguistas varios que papelonean en ese video, saturando, además con una mal contada y empalagosa concepción de la «igualdad». ¡Uds. son más iguales que otros! Y se nota que en estos 15 años (y los anteriores con la intendencia montevideana y juntas locales compañeras) fueron más que beneficiados con el dinero de todos.

Desde Búsqueda -evidenciando la cosa respecto a gastos «generosos» del Ministerio de Turismo- ni que decir del MEC u otros, hasta alguna nota de El Bocón que incluso hablaba de pensiones graciables a un conocido dúo, pasando por los 222.000 dólares pagados por Antel a los bolivarianos Olimareños en una de sus tantas «despedidas», o los acomodos que años atrás denunciaba don Carlos Goberna en el Fonam o en los Fondos Concursables y nos hicimos eco en Enfoques, escasa prensa intentó difundir lo que pasaba, ante el atronador silencio en tiempos mujiquistas, de radios y televisiones. Incluso, en tales años, alguna vez recibimos una inquieta llamada del MEC preguntando por qué tanto nos interesaban esos temas… ¡Y nos interesan aún!

El curro y el acomodo fueron muy claros, toma y daca! Aludiendo a un tema (homenaje a los Stones) de otro célebre grupo zurdillo -la Tabaré- se diría que uds eran «Las mujeres de los Quilombos», y no se preocupaban mucho en disimularlo. ¿Quién podría ponerle el cascabel a esos gatitos mimados, si las ondas también cubiertas de propaganda oficial, callaban??? La misma impunidad que un cabaret portuario en el trópico.

En 2015, se convertiría en benefactora mayor del Casino de París (faltaba Touluse Lautrec y sus retratos) la inefable María Julia, -cual Mistinguett-, la misma que la sacó barata en la intendencia con el tema Casinos, y luego jugando a Fórmula 1 en las rutas, donde a alguno se llevó puesto, sin consecuencias, para ella! Asume en el MEC, con libertades absolutas y billeteras amplias para la barra. Además, una vez por mes, sometiéndonos a su incontinencia verbal, soberbia y de mal gusto. Usualmente, con un inequívoco aire a madama quilombera, como esas que vigilaban el entorno mientras acomodaban pelelas y Espadol.

La misma ministra murguista, que nos habla de «coaliciones del odio» o de diputadas a las que no gusta responder, con la misma falta de sentido del ridículo, que al ingresar a la cartera afirmaba que había que deshacerse de tantos «varoncitos» por «problemáticos»…. ¿Qué encantos o historial tendrá la tal madama para que, papelón tras papelón, se la mantenga en el cargo?
De la poca vergüenza del ex seispuntista presidente de la hoy marxista Asociación de la Prensa del Uruguay destacando malévola y reiteradamente los apellidos judíos del licenciado Petinatti, ni hablamos… De Nin Novoa, con su mirada a lo Batman, hablando de «golpes de Estado » en Bolivia, ya para qué???

Del putiferio universitario desatado por la renuncia -persecución mediante- de la Dra. Marrero a dictar clases en Ciencias Sociales, Facultad de la que también han trascendido hostilidades varias, ya no a gente de derecha, sino de izquierda moderada, como Fito Garcé y otros, tampoco. Aunque, el hecho de que el «atildado e imparcial» Emiliano Cotelo haya decidido apartarla también de su programa radial, y que horas después la candidata vicepresidencial del FA lo festeje allí mismo y al aire, constituye un escándalo asqueroso, que ya se define a si mismo.

Y no solo del campo de la educación, la prensa y la cultura vienen los aires sospechosos… Creo que en estos intercambios amorales, en este reino de Ronga-Pironga de «te doy y me das», que economistas varios insistan mucho más en el tan reiterativo y nada audaz «Ajuste Fiscal», en lugar de un shock de austeridad, tajante pero muy poco orientado a agujerear el castigado bolsillo de los humildes, sino más bien recortando duramente privilegios, mimosos culturoso-académicos, diplomáticos ineficientes, oficinas redundantes, predios excesivos poco o nada utilizados, Udelares e Inefops cuya autonomía definitivamente, hay que discutir, etc., es porque, muchos (a izquierda y derecha) temen y prefieren no tocar privilegios ni privilegiados.

Sin embargo, como el próximo gobierno se encontrará con una caja vacía y con la verdad más que obvia, de lo imposible que es un punto más de impuesto en nuestra devastada economía personal, cortar acomodos, reducir gastos y frivolidades drásticamente, vender lo que sea vendible y denunciar penalmente a corruptos varios, así como realinearnos diplomáticamente con quienes nos puedan ser mejores socios que las mafias bolivarianas es lo factible.
No tocar nada sería un relajo total, una provocación!

Más explícita que los frescos eróticos de Pompeya…

Deja un comentario