El intendente de Treinta y Tres pide aplicación de «mano dura» para violadores.

El intendente de Treinta y Tres, Elías Fuentes (Partido Nacional), volvió a pedir “castración” para los violadores luego de que dos días atrás se detectó un nuevo caso de abuso sexual a una niña de 6 años en Cerro Chato.

De acuerdo a lo que explicó Fuentes a radio Monte Carlo “el autor está detenido en Durazno y la chiquita está en un dependencia del Inau (Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay)”.

“Parece que hay un contagio de los depravados, porque no hay otra palabra. Le digo una cosa: esta gente no son seres humanos”, subrayó.

“Una vez hice una referencia, quizás se me fue la mano y muchos me criticaron, pero tengo la satisfacción de que ahora me está llamando mucha gente desde Rocha y otros puntos del país porque yo decía que estas son bestias. Los animales, un animal a veces hasta doméstico, lo castran. A estos bestias habría que castrarlos. Ahora ya la gente está pidiendo la pena de muerte”, explicó.

Fuentes insistió en que en caso de no existir la castración “por lo menos tendría” que estar instaurada la cadena perpetua. “No puede ser que a los pocos años el tipo está suelto”, reclamó.

El intendente dijo que se trata de “una castración química” y comentó que “en el estado de California ya lo hacen”.

En febrero de este año, en declaraciones que generaron una importante polémica, Fuentes propuso para quienes sean encontrados culpables de violación reciban “castración a bisturí, en frío, un puñado de sal y hasta luego”.

EL HECHO QUE HIZO ENOJAR AL INTENDENTE.

El hecho ocurrió en la localidad de Cerro Chato, en Durazno, los hermanos de la niña lograron huir de la vivienda y alertaron a una vecina, que dio cuenta a las autoridades.

La Justicia formalizó con prisión preventiva a un hombre que alcoholizó y abusó sexualmente de su hijastra de nueve años.

El caso ocurrió en la localidad de Cerro Chato, en el departamento de Durazno, el pasado viernes, cuando niños de cinco y siete años salieron corriendo de su casa para alertar a los vecinos de que su padrastro estaba agrediendo a su hermana de nueve y a su madre.

El hombre cumplía 46 años ese viernes y quiso darle alcohol a la pequeña. Según explicó a Telenoche la fiscal del caso, Bárbara Zapater, “la mamá se negó y en un momento determinado en el cual la madre concurre a hacer un mandado a un supermercado de la localidad porque iban a festejar el cumpleaños de este señor, cuando vuelve 15 minutos después (…) ve que la niña está alcoholizada”.

La mujer intentó irse con los niños de la casa, pero el hombre comenzó a romper objetos dentro de la casa y “en ese contexto comienza un forcejeo sobre la niña porque la mamá la quería retirar del hogar y él no lo permitía y ahí es cuando los niños concurren a la casa de una vecina a solicitar auxilio”, recordó la fiscal.

En esa situación la niña denunció que, mientras la madre estaba en el supermercado, el hombre abusó sexualmente de ella.

Tras la intervención policial el hombre fue detenido y puesto a disposición de la fiscal del caso, que lo formalizó por reiterados delitos de violencia doméstica y un delito de abuso sexual.

La pequeña se encuentra internada en el Hospital de Durazno y el delincuente ya se encuentra en prisión preventiva.

Deja un comentario