Diferentes visiones de un mismo tema; el turismo en Paysandú.

Desde hace décadas hablamos en Paysandú de la necesidad de desarrollar nuestros recursos turísticos para transformarlos en productos que sean capaces de generar un movimiento que redunde en la obtención de ingresos que, de alguna manera, minimicen el vacío que dejó el deterioro de la actividad industrial. Se habló mucho y se sigue hablando, aunque quizás no tanto o no todo lo necesario, sin mayores concreciones al momento. Aunque es probable que la extensión de un debate sin resultados provoca en muchos vecinos el descrédito total ante la eventual oportunidad. Otros miran a los costados y no dejan de comparar la falta de despegue local con el desarrollo de los vecinos, caso del departamento de Salto o de varias ciudades de la provincia de Entre Ríos

Desde LA TRIBU nos proponemos comenzar a abordar el asunto, reconociendo su complejidad y la multiplicidad de visiones y opiniones que aparecen pero asumiendo la necesidad de que desde los medios se planteen debates de interés común y en los que, de alguna manera, nos jugamos oportunidades colectivas.

Nos pareció oportuno plantear una primera entrega a partir de las opiniones de los ediles que integran la comisión temática de la Junta Departamental con especial atención en que se integren las opiniones de los tres partidos políticos representados en ese ámbito, a cuenta de futuras notas y de encontrar otras miradas.

Ediles coinciden en destacar el valor del turismo como aporte al desarrollo pero discrepan sobre la situación actual.

“El aporte ha sido muy bueno, especialmente desde el año 2015 cuando la Intendencia que gestiona Guillermo Caraballo ha trabajado para diversificar las opciones de turismo que antes se asociaban, básicamente, a las dos termas”, opinó Mauro Valiente, edil de Frente Amplio y presidente de la Comisión de Turismo de la Junta Departamental, consultado por LA TRIBU en referencia a la contribución de esa actividad económica al desarrollo del departamento. Abundó en la idea de la diversificación detallando que “además del turismo termal se desarrolló el patrimonial, con la revalorización y jerarquización de los distintos museos, así como el cultural con el Teatro Florencio Sánchez como la vedette del departamento” y sumó otras innovaciones caso del turismo aventura que se desarrolla en la zona de Guichón, el posicionamiento del balneario y la generación de eventos artísticos de calidad. Para Valiente actualmente Paysandú tiene una serie de productos que motivan la presencia de turistas “que llegan a gastar en el lugar pero además son ejes de transmisión que dan cuenta en sus lugares, a sus familias y amigos que Paysandú está bueno, que hay muchas cosas para disfrutar”.

Para el edil del Partido Nacional, Pablo Bentos, en el turismo Paysandú se juega gran parte de su futuro dado que “lamentablemente ya se perdió la ciudad industrial”. Recordó que para Uruguay esa actividad es “uno de los principales ingresos y el departamento no está ajeno a eso” pero demandó “una mejor aprovechamiento de los recursos, por ejemplo de los centros termales” para lo cual manifestó que es necesario “hacer una buena inversión para favorecer su desarrollo”.

En el mismo sentido opinó la edil del Partido Colorado Laura Cruz al enfatizar que “el turismo es un área esencial que debería promoverse e incentivarse mucho más”. Sostiene que para nuestro departamento tendría un valor “fundamental” explorar esta alternativa dado que “la actividad económica debe migrar hacia nuevas formas. En este caso el turismo es un área que debe ser explotada y revalorizada”. Opinó que concibe que la gestión debe ser compartida entre el Estado y los particulares para que sea posible “proyectar un departamento que ofrezca posibilidades novedosas y atractivas tanto para el turismo local e interno como para quienes nos visitan desde el exterior”.

Para Bentos dejamos de andar; Laura Cruz dice que “falta mucho camino por recorrer” y Mauro Valiente que vamos “a pasos agigantados”

“Veníamos creciendo a buenos pasos hasta el gobierno anterior pero lamentablemente no se dio lo mismo en este período. No se siguieron los pasos de lo que se venía haciendo a pesar de que se dejaron las bases sentadas en el quinquenio pasado para que se siga impulsando ese desarrollo”, lamentó Bentos consultado sobre cual es el grado de desarrollo turístico de Paysandú. “Entendemos que aún falta mucho camino por recorrer. Nuestro departamento tienen mucho potencial en cuanto a poder convertirse en un polo de servicios turísticos para la región. Por un lado, la situación geográfica de Paysandú le permite ser un lugar equidistante entre dos capitales importantes como Buenos Aires y Montevideo, pero asimismo es un lugar de paso para quienes viajan desde Argentina a Brasil o viceversa, o para aquellos que cruzan hacia el Este en el verano”, sostuvo Cruz. Reclamó que se avance en “lograr una coordinación aún más eficiente con la región, que se ha iniciado a través del Corredor de los Pájaros Pintados”, pero sostuvo que en la medida que no seamos capaces de “mostrar más las cosas buenas de Paysandú los turistas son absorbidos por otros departamentos vecinos”.

La opinión de Bentos graficada en ese “dejar de andar” y la que propone Laura Cruz al afirmar que “falta mucho camino por recorrer” contrastan con la imagen que defiende Mauro Valiente que sentencia: “estamos avanzando a pasos agigantados” y agrega que “Paysandú ha ido de menos a más en turismo”. Para el edil oficialista han sido claves las políticas desarrolladas desde el Ministerio de Turismo y de ellas destacó la creación de los corredores turísticos, en nuestro caso el denominado “Río de los Pájaros Pintados”, que impulsan el desarrollo territorial e insertan la oferta del departamento.

Para Valiente el corredor genera una “fantástica” oportunidad de complementariedad “que lleva a que miles de uruguayos y extranjeros hayan elegido esta opción que si bien no es la número uno del país sigue creciendo enormemente”.

Ediles comparten que tenemos recursos desaprovechados; Laura Cruz reiteró que Almirón debería ser gestionado por el Municipio de Guichón

Consultada sobre qué potenciales no aprovechamos, Cruz dijo que “se deben explotar y mejorar los servicios en Termas de Guaviyú y Almirón, sobre todo esta última que está bastante abandonada, y es un lugar natural muy hermoso y acogedor”. Reivindicó que el complejo debe ser gestionado por el Municipio de Guichón “dada su cercanía y que la Intendencia brindara las herramientas para coadyuvar en mejorar infraestructura y servicios”.

En la misma línea de productos que no son capitalizados convenientemente citó “las zonas naturales muy hermosas que deben ser cuidadosamente expuestas si se trata de integrarlas a los circuitos turísticos, como lo es la Meseta de Artigas, o las zonas de aéreas protegidas”. Tras reconocer que “hay un sin fin de posibilidades” para aprovechar turísticamente y que “es fundamental transmitir nuestra cultura y revalorizar el patrimonio” reconoció como “uno de los debes” la cantidad de plazas con las que cuenta la hotelería cuyo desarrollo no está favorecido en tanto no se generan actividades durante todo el año. Además de la oferta hotelera deben “acompasarse todos los servicios en una gran cadena”, caso de restaurantes y transportes, entre otros. “Creo firmemente que nos falta potenciar, y lo veo en la otra orilla y me duele, toda la belleza de nuestras playas, nuestras costas y sus paisajes”, enfatizó Bentos.

Agregó que sigue siendo muy parcialmente aprovechada “la parte histórica, los lugares vinculados con la defensa heroica”, así como otros elementos que forman parte de la identidad cultural de la ciudad. Lo que para los ediles opositores no se aprovecha para Valiente han sido diferenciales que posicionan a Paysandú. Mencionó “lo que se está invirtiendo en la recuperación del balneario, vemos el crecimiento. Ahora uno puede transitar desde el puente hasta el puerto y disfrutar de una de las costas más lindas del litoral uruguayo, todo como una integralidad, como parte de un mismo paseo”. En referencia a las obras desplegadas en esa zona mencionó la recuperación del ex muelle de la Shell, ahora Muelle Aníbal Sampayo – MAS, y la transformación del paseo costero desde el Club Remeros a la zona del Club de Pescadores. En cuanto a recursos que el departamento no aprovecha citó a Corrales de Abasto “que es una opción que podemos reflotar y muy bien”.

Comisión destaca buen nivel de relacionamiento pero ediles opositores muestran disconformidad con el trato de la Intendencia

“La convivencia es muy buena y la verdad que hay temas que se plantean desde diferentes bancadas y los tomamos como común de la comisión. Hemos ido en conjunto a recorrer lugares. Desde la comisión trabajamos para que la Intendencia participe del corredor turístico”, destacó el presidente del colectivo. Mauro Valiente agregó ese grupo de trabajo “es la Comisión de Turismo que tiene más presencia de todo el país participando en conjunto en actividades de promoción con las autoridades de la Intendencia”.

Bentos suscribió la afirmación referida a la “muy buena relación con los compañeros de la comisión” pero lamentó que no exista el mismo vínculo con el Ejecutivo. Dijo que muchas veces no han sido tenidos en cuenta por las autoridades de la Intendencia, que no en algunos casos no han recibido información solicitada así como tampoco son considerados los aportes que pudieran realizar. “Podemos decir que existe un muy buen vínculo en cuanto a las relaciones humanas. En el ámbito de la Comisión de Turismo de la Junta Departamental se ha trabajado siempre en acuerdos y con mucho respeto de las diferencias, atendiendo siempre los objetivos perseguidos y poniendo en prioridad lo que debe serlo, que es procurar lo mejor para nuestros conciudadanos”, señaló Cruz. No obstante consideró que “falta profundizar el trabajo en conjunto” con la comuna aunque recordó que se han desarrollado acciones en acuerdo.

“Tal vez seria necesaria alguna instancia en la que desde las dos instituciones surgieran propuestas en conjunto, y que fuera aun más fluido y frecuente el intercambio, en pro de implementar políticas gubernamentales en el área de turismo, con un mayor sustento y el respaldo de las tres fuerzas políticas con representación en la Junta”, manifestó.

Los sanduceros como anfitriones: ¿hay sensibilidad con el turismo como oportunidad de desarrollo?

Pablo Bentos enfatizó en que existe en los sanduceros sensibilidad respecto a las oportunidades que puede generar el turismo pero opinó que el Ejecutivo carece de esa afectividad. “Me gustaría que haya más sensibilidad de parte de las autoridades más que de la ciudadanía porque la gente puede estar muy sensible, tener ideas, pero si no es escuchada por el gobierno no tiene ningún sentido”. Insistió en que la actual administración “no valoró el desarrollo que se intentó dar en el período anterior y no se siguieron las políticas diseñadas, por ejemplo, para Guaviyú”. El legislador sostuvo que del quinquenio pasado “quedó todo pronto para la construcción del hotel pero se ve que no pudieron o no supieron hacer”.

“Es un trabajo de hormiga, del día a día, y debe funcionar como un todo integrando las políticas nacionales, las departamentales, los recursos, las infraestructuras, la promoción y al ciudadano común que debe colaborar siendo receptivo”, reflexionó Valiente. Dijo que las mejores ofertas materiales perderían sentido si los vecinos no es capaz de brindar una indicación correcta o dar una información de la mejor manera posible. En la misma línea incluyó a quienes venden servicios en general que deben ser “amables y receptivos” además de cobrar precios acordes a los productos ofrecidos.

“Se debe enfatizar en crear una nueva conciencia para atender al turista, y todo ciudadano debe ser un agente turístico, ya que en cualquier momento una persona puede toparse con un visitante y esa impresión puede ser fundamental para atraer a alguien a alojarse y permanecer en nuestra ciudad, y también visitar otros atractivos del departamento”, opinó la edil Cruz. Para lograr ese estado habrá que lograr “una permanente articulación entre los servicios así como a través de la capacitación adecuada a las personas. Se debe de proporcionar la posibilidad de capacitar a todo aquel que sea un operador en el rubro y esto va desde el taxista, un empleado de comercio, al recepcionista del hotel y cualquiera que pueda brindar información. Por eso insistimos en que debe promoverse un trabajo conjunto entre el sector público con el sector privado”, concluyó.

Artículo del periódico LA TRIBU.

Agradecemos el permitirnos compartirlo.

Deja un comentario