De ganar la coalicción opositora a la enseñanza la va a dirigir los elegidos por el Pueblo y no los que elige la asamblea sindical, aseguró Sanguinetti.

Los dirigentes de la Fenapes, Alejandra Vespa y Marcel Slamovitz, manifestaron que la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria rechaza el documento acordado en la oposición de Lacalle Pou, porque significará un retroceso en la calidad educativa del Uruguay.

El ex presidente Julio María Sanguinetti, aseguró que los dirigentes sindicales de la educación «son fascistas y no lo saben».

Así se refirió el senador electo por el Partido Colorado sobre las críticas surgidas acerca del acuerdo que viene elaborando la oposición para una coalición y especialmente en respuesta a las expresiones en M24 de José Olivera, dirigente de Fenapes, que aseguró que el 24 de noviembre se decide entre la libertad y el neofascismo.

«Todo el que opina distinto es fascista. No se dan cuenta que esa es una actitud fascista», aseveró Sanguinetti.

«Es horrible esa actitud, lamentable. Deberían sentarse a la mesa y entender además que la educación la van a dirigir los que elige el pueblo y no los que elige la asamblea sindical», insistió.

 

Deja un comentario