Cuando se ocupó la planta de Friopan había alrededor de 100 personas que nada tenían que ver con la empresa.

La Cámara de Industrias resolvió ampliar ante la OIT el reclamo hecho en 2009 para que se modifique el régimen laboral uruguayo. La decisión se tomó luego de la ocupación de la planta de la empresa Friopan.

El presidente de la gremial, Gabriel Murara, manifestó  que se debe regular las ocupaciones así como la negociación colectiva para cumplir con el mandato de la entidad internacional. Fue muy claro Murara al indicar que en el caso de Friopan si bien son alrededor de 30 los empleados sindicalizados, al momento de la ocupación llegaron ómnibus con personas ajenas a la empresa y había dentro del local alrededor de 100 personas, la mayoría de ellas totalmente extrañas a la empresa.

Murara añadió que el clima de inversiones se ve afectado con este tipo de situaciones. Añadió que las empresas extranjeras podrían optar por invertir en otros destinos con un clima laboral menos conflictivo y con costos operativos más bajos, agregó que este tipo de situaciones afectan enormemente la posibilidad de que la gente piense en invertir en Uruguay.

 

Deja un comentario