Cuando la locura es de los «cuerdos».

Según lo  indicado por los funcionarios del Hospital Vilardebó ese nosocomio está invadido por las ratas. Van un poco más lejos con las denuncias y agregan que hay varios pacientes con sarna, más de treinta afectados dice. El penoso estado de los hospitales siquiátricos en nuestro País no es, lamentablemente algo nuevo, Ruben Bouvier, presidente del Movimiento Salud para Todos, lo viene denunciando desde hace años. En nuestro programa La verdad sea dicha lo hemos entrevistado varias veces y en todos los casos a denunciado estas y otras situaciones por las que atraviesan los enfermos siquiátricos en Uruguay.

Denuncian además invasión masiva de ratas, cucarachas y otras plagas. Piden acciones a ASSE porque aseguran que la dirección del hospital está omisa.

Según los funcionarios, el brote de sarna se inició hace más de un mes con varios casos que no fueron atendidos de manera apropiada y eso derivó en una expansión de la enfermedad.

Pablo Morales, presidente de la Comisión Interna del Hospital Vilardebó: Hace un mes se detectaron cuatro o cinco casos de sarna en una sala, en ese momento planteamos qué medidas se iban a tomar. De dirección no tuvimos respuesta, hoy se extendió la sarna, está ya ubicada en tres salas más la emergencia, y lo que era solo varones hoy ya hay una mujer infectada.

El hospital tiene 150 pacientes que están en contacto permanente en el patio común, lo que entienden facilita el contagio que alcanzó también al personal.

Pablo Morales, presidente de la Comisión Interna del Hospital Vilardebó: Hay más de 30, tres salas más emergencia, hay pacientes que han salido de paseo y retornan con la enfermedad activa. Pensamos que han salido de paseo con la enfermedad activa a comunidad y han regresado. Hay cuatro pacientes que se presume activos que fueron dados de alta y se intenta establecer contacto con ellos para alertarlos. 

Además de sarna aseguran que los pacientes conviven con ratas, cucarachas, palomas y mosquitos.

Pablo Morales, presidente de la Comisión Interna del Hospital Vilardebó: La sala de seguridad de mujeres y la sala de seguridad atenuada de hombres están inundadas de ratas. Ahora venimos porque los chiquilines han cazado ratas. Esa es la situación. 

El  12 de octubre del año 2016  se votó en el senado de la República  la ley de salud mental.

En ese momento quien era el presidente del Movimiento Salud para Todos  Rubén Bouvier expresaba su discrepancia a través de su cuenta de Facebook.

Rúben Bouvier: ME CAGO EN LAS ORGANIZACIONES SOCIALES!!!!!
Ayer se aprobó en el Senado el proyecto de Ley de Salud Mental que pasara a Diputados.
Ayer se realizo una Marcha por el centro de Montevideo pidiendo correcciones esenciales a una Ley de Salud Mental que plantea más de lo mismo.
Hace aproximadamente un año atrás nos reunimos en Facultad de Psicología por espacio de meses, para con otras organizaciones sociales vinculadas al tema de la Salud Mental, incidir en la elaboración de dicho proyecto de Ley.
Quede muy solo en aquella instancia y criticado por haber utilizado los medios masivos de comunicación para denunciar las atroces irregularidades que se daban en los asilos psiquiátricos.
No tengo dudas que fue el Movimiento La Salud para Todos, el que puso en el tapete el tema a nivel de la población en general y permitió que mucha gente supiera que en el Uruguay existen lugares que se llaman Colonia Etchepare y Santin Carlos Rossi y lo que ahí sucede.
Las autoridades del MSP hicieron un llamado a las organizaciones sociales para que participaran en diversas Comisiones y lentamente fueran construyendo ese proyecto de Ley.
Infinidad de reuniones y Comisiones funcionaron por meses para tratar temas específicos y avanzar en la redacción.
Participe de tres reuniones y volví a sentir y vivir experiencias anteriores.
Todo el sistema político y en especial el gobierno del FA han usado a las organizaciones sociales y después las han ignorado.
Esta es una muestra más de como se utilizan políticamente a esas organizaciones y a militantes honestos e ingenuos en cuanto a todo lo que hay detrás de este tema.
Las corporaciones Medicas y en este caso la Sociedad de Psiquiatría con fuertes representantes en las direcciones del MSP, terminaron redactando y defendiendo sus intereses en el tema de la Salud Mental.
En los últimos diez años hemos visto como las Corporaciones de Oftalmólogos en el Hospital de Ojos, la Corporacion anestésico-quirúrgica después, defendiendo sus salarios de 800 mil y un millón de pesos mensuales y la Sociedad de Psiquiatría ahora, hicieron sentir su peso.
que genera la medicalización farmacológica de los pacientes psiquiátricos.
Defendieron el viejo modelo.
Las organizaciones sociales que discutieron en Facultad de Psicología con la Asamblea Instituyente a la cabeza decidieron seguir el camino de pedir apoyos políticos al PIT CNT y a diversos diputados y Senadores del Frente Amplio.
Cuando eso se dio, decidí dar un paso al costado porque mi experiencia anterior me demostraba que todo el sistema político es indiferente a estos temas y defienden los intereses (en última instancia) de las corporaciones medicas a las que critican solo en sus discursos pre-electorales.
Todo el Sistema Político y el gobierno de turno, usan y luego se cagan en las organizaciones sociales a las que promovieron durante décadas anteriores a la llegada al gobierno.
Hoy los hechos demuestran que todo el trabajo y la energía de un grupo importantísimo de gente honesta y que en forma honoraria lucho por un proyecto nuevo que cambiara radicalmente las viejas formas, se quedo en la orilla y los principales mojones de la Ley terminaron respondiendo a los intereses del Sistema político en su conjunto, de los Laboratorios y de la Sociedad de Psiquiatría que planto su pata fuerte y consiguió sus objetivos.
Los hechos demuestran que la muralla que el sistema le pone a las organizaciones sociales termina hundiéndolas en su disolución, excepto aquellas que acaten las directivas políticas y sean un instrumento útil al sistema dominante.

Para finalizar digamos que la forma que el gobierno eligió para solucionar este problema fue descalificar de todas las maneras posibles a Bouvier. Sobre los hospitales siquiátricos, me remito a lo que hoy denuncian los funcionarios.

 

 

Deja un comentario