A pesar de sus problemas alimenticios, Latinoamerica es responsable de desperdiciar toneladas de alimentos.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), América Latina y el Caribe figuran como los responsables de desperdiciar toneladas de alimentos, desde el momento de la cosecha hasta su llegada a la venta. El documento fue divulgado este lunes y resalta las elevadas estadísticas que inciden en el desperdicio de la comida a nivel mundial.

Según el Índice de Pérdida de Alimentos desarrollado por FAO la región latinoamericana pierde el 20% de los alimentos. Gracias a este instrumento, se puede conocer cuáles son los principales países y continentes que enfrentan problemas en esta materia. El proceso de medición comienza desde la cosecha, pasando por el almacenamiento, hasta el transporte y procesado.

De acuerdo a los datos de la FAO, América Latina y el Caribe es responsable de un quinto de las pérdidas de alimentos, y eso que sólo alberga el 9% de la población mundial. En términos concretos, la región malgasta 12% de sus productos alimenticios antes de ser vendidos, cifra que en referencia al promedio global es de sólo dos puntos de diferencia: 14%. Lo que significa que un sólo continente pierde casi la totalidad de la cifra de todo el planeta.

Con respecto a los lugares donde ocurren las mayores pérdidas se producen en la granja por “cosechar en el momento inadecuado, malas condiciones climáticas, prácticas erróneas en la cosecha y el manejo, y desafíos en la comercialización de los productos”, indica el informe titulado “El estado mundial de la alimentación y la agricultura 2019” (SOFA, por sus siglas en inglés).

Además, de las complicaciones en las granjas, muchos alimentos son desperdiciados por la falta de cuidado en la cadena de frío. Del mismo modo, el transporte de los productos y la logística son claves para preservarlos y evitar pérdidas sustanciales. De acuerdo a la publicación de la agencia de la ONU, hay varios países de la región que han creado políticas para detener este problema como Argentina, Chile y Brasil.

Deja un comentario