A partir de este martes, la Intendencia dispone del 0800 8287, para atender a empresarios que puedan comprobar que han sido afectados por la pandemia.

Este relevamiento es otra etapa de trabajo para obtener mayores certezas sobre la afectación de la emergencia sanitaria en los sectores comerciales e industriales del departamento. La habilitación del servicio de asistencia 0800 8287 será para atender a empresarios en general que confirmen haber sido afectados por la emergencia.

La encuesta recoge información calificada para conocer cómo están siendo afectados todos los sectores de la economía en nuestra comunidad.

Mientras se están procesando los datos de la segunda respecto al sector comercial e industrial, los resultados que se dieron a conocer en la jornada corresponden a trabajadores independientes que comercializan sus productos en ferias, eventos o como ambulantes.

La Directora General de Promoción y Desarrollo, María José Mannise recordó que a partir de la aprobación del decreto elevado a la Junta Departamental por la Intendencia determinando beneficios tributarios, “a partir de este martes 26 de mayo, quedará activo el 0800 8287, para atender a empresarios en general que puedan confirmar que se han visto afectados por la emergencia”. Resaltó que la idea es apoyar, ayudar y “ser solidarios con quienes están pasando situaciones más complicadas que otros sectores”.

La oficina donde se centralizará el servicio telefónico se ubica en el Mercado Municipal, donde funcionara la Escuela de Artesanía. Un grupo de funcionarios atenderán las llamadas de 10 a 16 horas, de lunes a viernes. Además de realizar consultas, los interesados podrán agendarse para luego concurrir a una atención personalizada.

“El gobierno departamental sigue trabajando y estamos pensando en otras alternativas de apoyo a diferentes sectores que han sido más perjudicados en base a los datos que tenemos”, estableció Mannise.

Respuestas de la Intendencia

Sebastián López, director de Desarrollo Productivo Sustentable, recordó que a pedido del Intendente Mario Díaz se han desarrollado una serie de acciones “destinadas a generar apoyos a las empresas o emprendedores que se veían afectados por la crisis sanitaria”.

Para hacer efectivo el trabajo, se necesitaban datos certeros que están siendo logrados a través de relevamientos y encuestas para saber el impacto real sufrido en el comercio y la industria sanducera.

En primera instancia se comprobó que un 86% de empresas y comercios se han visto afectados por la pandemia y una vez cumplida esa primera encuesta, “nos estaba faltando información de los trabajadores independientes, formalizados o no formalizados”.

Fueron entrevistados casi 200 emprendedores y los resultados “fueron más graves que el del sector comercial/industrial”.

El 94% de ellos respondió haber sido afectado por la crisis sanitaria anunciada por el Gobierno Nacional, desde que fueron prohibidas las aglomeraciones para evitar contagios.

El 63% no está formalizado y para muchos, es el único ingreso del núcleo familiar.

El 74% declaró no recibir asistencia alguna del Estado, estando en situación de vulnerabilidad y “alguno de ellos han tenido que recurrir a figuras financieras para sobrevivir”, dijo López.

Los afectados han solicitado se contemplen una serie de medidas “y muchas de ellas el gobierno departamental no las puede atender porque son de asistencia directa a través de subsidios”.

Otras sí tienen respuesta, como la de generar canales de difusión y comercialización mediante el uso de tecnologías que muestren online sus productos.

La medida que ha tomado la Intendencia de exoneración de tributos “es inédita a nivel nacional. No hay una resolución igual ni en intendencias ni en el Gobierno Nacional sobre renuncia fiscal y nosotros estamos dando esa señal de apoyo directo a empresarios y contribuyentes de Paysandú.

 

Alto impacto en el sector

La encuesta la realizó la economista Natalia Brutten, a través del proyecto “El Paysandú que Queremos”.

Ratificó que el sector se ha visto “enormemente afectado por la crisis”, donde 4 de cada 5 encuestados indicaron tener caídas superiores al 50% en las ventas y casi la mitad, superior al 80%”.

La mayoría de encuestados fueron artesanos, feriantes y vendedores ambulantes de todo el departamento.

Deja un comentario